Microfilias: Pompeya

jueves, 15 de mayo de 2014






La lluvia de fuego que lentamente devoraba la ciudad llegó precedida por un manto de ceniza que anunciaba el final inminente. Aterrorizados, buscaron refugio en sus casas, sufriendo la catarsis propia de quien ve la muerte acercarse con ferocidad, mientras esperaban impotentes el momento en que todo acabaría.

Él la miró de reojo, intuyendo la oportunidad largamente esperada. El semblante asustado y la luz líquida de la mirada de la muchacha parecían señalar el camino, pero la magia se esfumó cuando proyectaron las últimas seis letras, en el momento en que su rostro emocionado dejó de reflejar las luces de la pantalla.





Mi aportación al REC semanal.

11 comentarios :

  1. Olé, un dos en uno muy bien trenzado. Muy bien ligado el tránsito entre las dos historias.

    Abrazos Filias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miguel. Es la parte de la que más satisfecha me siento.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Hola, Filias.

    Vaya micro más bien cuajado, como las tortillas de patata de mi madre. Esas seis letras me han dejado encantada por la sorpresa.
    Felicidades, reinamora.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Towi, reguapetona! Que es bien difícil sorprenderte a tí con esa imaginación tan portentosa que te gastas. Un besote de película.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, Tizire, eres un solete.
      Besos mil.

      Eliminar
  4. Vaya qué mala suerte ahora que se iban a besar. Bueno habrá que esperar a la segunda parte. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Una pena, ¿verdad? Le tendré que dar un empujoncito al muchacho a ver si se anima...
      Besotes

      Eliminar
  5. Yo también podría hacer referencia a la tortilla de patatas... vaya vuelta le has dado (a la tortilla y al micro). Muy bueno.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana. Vuestros comentarios son una inyección de ánimo para continuar escribiendo.
      Un beso gigante.

      Eliminar
  6. Es un final sorpresivo estupendo, genial!! de los que te deja con una sonrisa en los labios de ¡ostras!
    Besos

    ResponderEliminar