7 formulas sobrenaturales para encadenar lecturas

martes, 9 de mayo de 2017



Cuando comento los libros que leo, (que son un montón pero tampoco me parece que sea tan exagerado en comparación con otras bloggeras), la gente me pregunta cómo lo hago.

¿De dónde sacas tiempo?¿Eres un ser sobrenatural? ¿Cómo lo haces?

Me sorprende porque es algo a lo que yo no había prestado demasiada atención. Para mí es algo natural que doy por sentado. Pero (por lo visto)esto no es igual para todos. La lectura en algunos casos es una rutina o habilidad que debe desarrollarse y fortalecerse a través de la práctica aunque al principio, si una no tiene esa costumbre, puede ser frustrante.

Mucho (a la vista de las caritas de consternación del respetable cuando hablamos del tema).

Así que, después de que varias personas se hayan interesado por mis "trucos" para encadenar libros y lecturas creo que puede ser interesante compartir aquí algunas fórmulas que a mí me sirven y otras que no.

1. Mens sana in corpore sano. Al hilo de la cita de Décimo Junio Juvenal que posteriormente popularizó el amigo Pierre de Coubertin, yo también trato de ejercitar el físico en la medida de lo posible. En mi caso, el asunto pasa por subirme a la elíptica casi a diario. Pero eso no quiere decir que ese tiempo sobre la máquina del infierno bicicleta no pueda ser entretenido ni productivo. ¿Verdad? Solo necesitas un atril y un elemento de lectura: libro, e- book, móvil, tablet...A tu gusto. Taitantos minutos de felicidad endorfínica (posterior) asegurados y la lista de libros leídos por fin va disminuyendo. ¿Te apuntas?


2 Poligamia.
Ojo, que no estoy abogando por actividades amorosas de moral distraída. No. Hablamos de lecturas. Hace años tamaña actividad me parecía impensable pero también hace años disponía de mucho más tiempo y por qué no decirlo, de paciencia. Hoy, las cosas han cambiado. Siempre que sean géneros y estilos dispares (una novela negra y un libro de relatos por ejemplo) soy capaz de llevar varias (dos, tres como máximo) lecturas a la vez. Y eso hace que la Infinita (si la tienes) se vaya desinflando.


3. Rutina de lectura .Inexcusable. Este es el quid de la cuestión. Puedo pasar sin tomar un café al día (con esfuerzo) e incluso puedo salir a la calle sin que coordinen los zapatos con el bolso (esto no me cuesta nada, la verdad), pero un día sin leer se me antoja inconcebible. La cosa se complica con los horarios de trabajo y las obligaciones familiares. Más aún si para poder disfrutar de la lectura es absolutamente necesario el silencio (o si hay ruido que sea de fondo). Así que mi rutina de lectura (de lunes a viernes) se reduce a dos espacios diarios. Uno, en el desayuno (es mi momento favorito del día porque disfruto el doble: de café y buena novela en silencio: sencillamente perfecto) y otro mientras como en soledad al mediodía. Y no, no es negociable. Si no acudo a alguna de estas dos citas, a mi día le falta algo.


4. Cuéntame al oído.
Leer no solo es deslizar la vista sobre el papel. Hay otras fórmulas de lectura; los audiolibros por ejemplo. Y no son únicamente una fórmula de lectura, que incluso hay quien lo utiliza para sobrellevar tareas más pesadas y rutinarias. Pero no son válidos para todos los públicos. En concreto, para mi. Lo he intentado en varias ocasiones pero no consigo centrarme. Con esta forma de lectura, pierdo la magia imaginaria. No soy capaz. Lo he probado yendo de paseo, en el autobús, mientras plancho...Pero nada. Necesito un extra de concentración que no logro. Y eso que lo recomiendan y disfrutan personas que tengo en gran estima. Así que te animo a que lo pruebes. Quizá para ti sea una forma ideal de encadenar lecturas. Quién sabe.


5. Participar en retos. Punto controvertido. Los retos me gustan. Durante bastante tiempo he participado y seguido este tipo de desafíos, pero mi experiencia es que entrar en ellos implica dedicarle cierto tiempo y probablemente un tipo específico de lectura. Y yo soy un alma libre, rebelde y negra. Muy de novela negra. Así que a día de hoy sigo algunos de ellos ya que son una fuente inagotable de buenas recomendaciones, pero no participo.


6. Breaking up it´s hard to do
(No he podido evitar el link. Me encanta esta canción) Romper es difícil. Si. Pero es necesario. Y te lo digo yo que antes de dejar una lectura a medias, me trago todos los sapos y culebras del mundo. Pero el tiempo es limitado y la Infinita cada día crece más, así que se imponen medidas drásticas. He cambiado. Y eso me ha hecho leer más y mejor. ¿El libro que estás leyendo no te enamora?¿Te cuesta ponerte a leer porque tu lectura no te apasiona? Dale una última oportunidad; dos páginas más y listo. ¿Ha mejorado? ¿No? Pues a otra cosa, mariposa. 


7. Sin complejos.
¿Por qué debes leer las últimas novedades editoriales a pesar de que sean unos ladrillos infumables? ¿Por qué no probar otras cosas? Si has entrado en una espiral de desánimo o de cansancio, la lectura de libros cortos puede ser una solución para ti. Te permite degustar géneros muy diferentes sin invertir demasiado tiempo en ellos y redescubrir tu pasión por la lectura, por un autor en concreto, o un genero específico y desconocido hasta el momento.



Ah, por supuesto. No tener vida social también ayuda a encadenar lecturas. Pero eso, de momento, ni lo valoro. ;)



Así que cuéntame ¿tienes algún truco para leer a diario?

14 comentarios :

  1. Compartimos lo de dos o tres lecturas a la vez. Y sí, que sean dispares, porque como se parezcan, ya la he liado... Y aprovecho cualquier hueco libre que tengo al día. Y siempre el libro en el bolso. Que si hay que esperar en algún sitio, se aprovecha también.
    Con los audiolibros no puedo. Lo he intentado también, pero tampoco logro ese extra de concentración necesario. Se me la cabeza a otras cosas y ya no me entero de nada.
    Y sí, con los años se aprende a dejar un libro cuando no te gusta. Que hay muchos que quiero leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues coincidimos en muchas cosillas, Margari. ¡Qué bien! Antes también llevaba en el bolso (ademas del cuaderno y el consabido estuche) un buen libro, pero pesaba un quintal y además parecía el bolso - arma de la Seisdedos, así que lo de los libros viajeros lo dejé. Ahora con el móvil y la tablet lo he retomado (sobre todo para esperas prolongadas tipo dentista ;)).
      Mil besotes, reguapa.

      Eliminar
  2. Me has hecho sonreír y te aseguro que con lo cansada y frustrada que me siento en los últimos tiempos es muchisimo. Para mi era inconcebible un día sin leer y ahora paso más de uno, llevaba varios libros a la vez y ahora llevar uno ya me parece un mundo. Los audiolibros tampoco están hechos para mí, que se le va a hacer. Con el poco tiempo que tengo ya te puedes imaginar que no me cuesta nada dejar un libro que se me hace cuesta arriba, eso sí antes ya me he tragado unas cuantas páginas. Y lo de los retos, que te voy a contar si me he metido en uno que esta pudiendo conmigo, eso sí como organizadora, y mi vida laboral ha esperado a estar inmersa en la Yincana Criminal para cambiar por completo y resultar asfixiante, dejarme sin tiempo para nada y encima tener que sacar adelante al menos organizativamente la iniciativa. Pero ya volveré a coger ritmo o esa es la esperanza que me queda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo me alegra tu comentario! Dibujar una sonrisa es algo que se me antoja taaan difícil que me acabas de arreglar la semana. Lo de la Yincana Criminal es una maravilla, eres una crack porque te tiene que llevar tiempo y mucho esfuerzo para que funcione tan bien como lo hace. Seguro que cuando las aguas vuelvan a su cauce, recuperas tu actividad lectora. Estoy segura.
      Nos leemos, reguapa.
      Mil besotes

      Eliminar
  3. Es verdad que con lo que me gusta leer, soy una lectora poco prolífica. Te diría que es por los trabajos del máster, porque tengo que estudiar, porque vengo cansada del gimnasio (no he probado aún lo de la elíptica, por cierto), pero todo eso son excusas. Estoy intentado obligarme a leer más, en lugar de perder tiempo en facebook, por ejemplo.
    De los puntos que mencionas, he de decir que soy todavía muy puritana para practicar la poligamia de libros, pero debería dejarme de mojigaterías de una vez por todas :P
    Un besiño, Izaskun.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaaja, lo de alternar con "otras" lecturas te traerá más de una alegría, te lo aseguro. En cuanto a lo de leer, siempre hay épocas en las que cuesta más encontrar el momento adecuado. No te preocupes, llegará (con o sin elíptica ;))
      Besotes

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. ¿Ves? ¿A que era fácil, fácil?
      Mil besos

      Eliminar
  5. Robarle tiempo al tiempo, ese es el resumen jejeje.
    Me encantan tus fórmulas ;-) Me llevo alguna que otra.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No queda otra. Mientras el reloj siga teniendo solo 24 horas...
      Mil besos y bienvenida Anuca.

      Eliminar
  6. Mi cita ineludible con los libros es por la noche. Tengo dos niños pequeños y hasta que no se duermen no respiro, así que esa es mi oportunidad para relajarme. Me meto en la cama a las diez para poder hacerlo con tranquilidad, pero ¿y qué? Ese es mi momento y que no me lo robe nadie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por supuesto! No cedas en eso, por favor. Ese espacio es tuyo, de disfrute personal y tan necesario como conectar el cargador al móvil cuando está flojito de batería. Felices lecturas, A.V y bienvenida.
      Besotes

      Eliminar
  7. me gustaría tener una elíptica para leer sobre ella jejeje pero no tengo espacio en casa :oP por lo demás no concibo un dia sin leer lo que sea, al menos una página, también acostumbro 2 o 3 libros a la vez (siempre uno de relatos o cuentos) y no creo que por ahora le de una oportunidad a los audiolibros, si quiero escuchar algo pongo la radio... o un podcast literario, estoy probando xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Una máquina del infierno? Uy, quita quita. Yo la tengo porque por horarios no puedo ir al gimnasio ni nada pero vamos, que...No es mi mejor amiga, vaya. Eso que me dices de los podcast literarios me interesa. Cuenta, cuenta...¿qué son?¿dónde los escuchas? ¿Merece la pena? Ya me dirás.
      Gracias y bienvenida, Adonita.
      Muacsss

      Eliminar