Radio Filias: Sorotan bele - Uxo Zuria

viernes, 31 de enero de 2014


Hace años, en las últimas etapas de mi adolescencia, me dio la locura —y digo locura por la dificultad del asunto— por intentar aprender euskera. Aquel verano me apunté a unos cursos intensivos, veía la ETB1 (íntegra en euskera) y volvía locos a cuantos pudieran facilitarme la inmersión en el idioma.
Lamentablemente el sueño duró muy poquito, porque tuve que incorporarme a trabajar antes de lo pensado, y dejé el curso (que nunca más retomé) a mitad de camino.

Como recuerdo de aquella época, tengo guardado en el cajón a  Sorotan Bele, un grupo de música bastante animada, de las que levanta el ánimo y que por esta zona tuvieron su éxito. Así que, en recuerdo de aquel tiempo, os traigo una de sus canciones: Uxo Zuria (Paloma Blanca), y una traducción que no es literal —más bien es una versión libre—, pero que creo que transmite correctamente el mensaje. Espero que os guste.



Tengo una melodía secreta en el interior de mi cabeza
Que me está guiando a través del mundo.
Me adentra por calles estrechas, me siento triste.
Hay una paloma blanca allí volando.
Ya no tiene plumas blancas.
Dentro de mi cabeza, entre mis ideas
Surge una llena de plumas.
Si, estoy pensando si en algún momento cambiaré.
El lado izquierdo de mi pecho me pide:
¡Grita, al final!
Quiero paz en mi interior, pero no es fácil de ninguna forma
vivir en paz en la zona si no lo logras....con la paloma blanca.
Estamos inmersos hoy en un cielo gris
Las hojas de los árboles se han quedado desnudas.
Siento ahora un eco de paz, pero el fuego enrojecido
Me abrasa
Conociendo cual es la frontera de un grito,
Sin sentir la inquietud de un llanto.
Tumbado en el camino me quedaré en esta vida
Ciertamente cansado.

Recomendación literaria: El pentateuco de Isaac.

En cuanto a la recomendación literaria, esta vez el asunto daría para todo un post. Y es que realmente, si nos paramos a pensar, es difícil encontrar alguna novela que trate sobre la paz; parece que no vende. Sorprendentemente, tan sólo son libros para educación o infantiles los que versan sobre el tema, de forma que parece que concedemos importancia a la paz mientras estamos en procesos de crecimiento o aprendizaje, pero posteriormente lo “desaprendemos” para tratar una y mil veces el lado contrario de la palabra: la guerra. ¡Qué paradoja, aprender lo correcto para poner en practica justo lo contrario! Pero así somos. Por eso en esta ocasión os acerco un libro que no me canso de recomendar,  que muestra el conflicto desde otro punto de vista. Desde el humor. Aquí no se habla de vencedores ni vencidos, sino de alguien a quien le tocó la guerra en principio como espectador, y luego como afectado de una ocupación y conquista en la que—como en todo conflicto—, los ciudadanos de a pie tan sólo son las piezas de un tablero que se mueven a merced de las manos poderosas que manejan la Economía Mundial a su entera conveniencia.
 

«Sobre la vida de Isaac Jacob Blumenfeld durante dos guerras, en tres campos de concentración y en cinco patrias», así reza el subtítulo de esta novela en la que Wagenstein relata el periplo de un sastre judío de Galitzia (antiguo territorio del Imperio Austrohúngaro, actualmente dividido entre Polonia y Ucrania) durante la primera mitad del siglo XX.

Debido a los avatares políticos acaecidos en la Europa de la época, Blumenfeld, que nace siendo súbdito del Imperio Austrohúngaro, termina siendo austriaco no sin antes haber sido ciudadano de Polonia, la URSS y el Tercer Reich.

Protegido de los caprichos de la historia por su humor, Isaac cuenta su paso por el ejército imperial y distintos campos de concentración con humor e ironía, diluyendo el evidente fondo trágico de su historia y convirtiéndola en un relato divertido y lúcido de las convulsiones que sacudieron Europa durante el siglo XX
.





 

8 comentarios :

  1. La música no se adapta demasiado a mi gusto, en cambio el libro si me ha parecido interesante por lo que cuentas, así que allá va directo a mi lista.
    Un saludo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Veras que cuando lo leas te va a sorprender. Respectoa la musica... para gustos los colores verdad? ;)

      Eliminar
  2. A mi el euskera también me gusta. Hubo una época que iba mucho al País Vasco y me hubiera gustado aprender... En este ordenador no puedo ver vídeos, me lo apunto de tarea para por la tarde ;) Me anoto el pentateuco..

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todo el que ha tenido contacto con el idioma ha sentido el gusanillo, pero no es una lengua fácil. A ver que te parece el libro. A mi me encantó.
      Besos o Muxus ;)

      Eliminar
  3. Nunca he tenido un arranque idiomático así, intenso. La letra me ha gustado, le daré a play para descubrirla (desde aquí no puedo). Tienes razón en cuánto a los libros de paz, somos la repera :/ El libro me lo llevo! (apuntado no robado).
    Besos

    ResponderEliminar
  4. El euskera es un idioma que llama mucho la atención: no me extraña que quisieras aprenderlo intensivamente! La canción me ha gustado mucho, gracias por el descubrimiento! Y el libro... al contrario que Marilú, yo sí te lo robo, jejeje! 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lengua muy curiosa que no se parece a ninguna otra ( si es caso por dificultad al alemán), pero ya digo que lo tuve que abandonar. La musica a mi me trae recuerdos muy buenos y creo que transmite buen rollo... Jijijiji espero que te guste el libro. Ya sabes lo que se dice de lo robado...
      Besose

      Eliminar