Microfilias: Game Over

jueves, 3 de abril de 2014







Luego cruzó el pasillo, bajó al sótano y mató al prisionero. Al instante, percibió el parpadeo de las luces del ordenador, felicitándole por pasar de nivel. Aunque algo confuso tras haber gastado la noche empapado en güisqui con redbull en una partida agotadora contra Dungeons88, Mario se sentía tan embriagado por la victoria que no podía dejar de mirar el podio de la pantalla. 


Minutos después, tras un destello cegador, trató de entender qué hacía sentado en el suelo húmedo y empedrado, junto al cadáver del prisionero de su videojuego favorito y frente a su propio yo virtual, quien blandía amenazador ante sí mismo una espada maciza de acero toledano.

Mi aportación semanal al REC.

10 comentarios :

  1. Lo que hubiera dado en ese momento por una vida extra, je je. Buena vuelta le has dado a este inicio Filias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que si, Miguel. Si hubiera podido, estoy segura de que lo hubiera hecho, pero el pobre no tenía ni un triste arma en su perfil, ni tan siquiera un "combo" de esos.
      Besos

      Eliminar
  2. Buen relato, Izaskun. Me ha gustado esa realidad virtual futurista o era el efecto del whisky con el red bull. En definitiva, lo que está claro que si juegas, no bebas. Vamos que aún queda alguna vida extra en el REC. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias Lorenzo. Es que el muchacho es tan joven que no puede recordar aquello del "si bebes no conduzcas" ni mucho menos aplicarlo a la vida actual...Lástima.
      Besotes y suerte también para tí en esta semana.

      Eliminar
  3. El bebercio, el juego, el cuelgue virtual, este chico lo tiene todo y además parece que tiene visiones, esos sí gana las partidas que eso ya es mucho.
    abrazos nos leemos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero no se si le vale de mucho ganarlas, porque tener sobre el pescuezo una espada de acero toledano, no es como para echar las campanas al vuelo, Maestro.
      Besos

      Eliminar
  4. Las resacas son muy duras. Ya no sabe uno si se encuentra en el mundo real o el virtual...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí estás, Carmen. Siempre acertada.
      Un besote

      Eliminar
  5. Ahora me quedo exoectante, intebtando decidir de que realidad hablamos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es cosa del lector. Cada cual elige la versión que más le guste, o la que más le convenza. ¿Mundo real, mundo virtual, resacón, cóctel explosivo...?¿Quién sabe? Tú decides, guapa.
      Besos

      Eliminar