Microfilias: Resignación

jueves, 5 de junio de 2014







Mucho me temo que vienen a rescatarme aunque discrepe de sus dudosos planes para salvarme de la quiebra, la insolvencia, o algo peor. Insensibles a todo, ellos hacen oidos sordos a mis protestas, y remedando a los avicultores del foie, explotan, como si yo fuera una oca, y según su dudoso criterio, mi capacidad para acumular embustes mediante el método del embuchado. Así que, cautiva de sus patrañas, espero con resignación el tiempo que resta hasta que decidan el destino forzoso de mi futuro: parfait, mousse o galantina.


Mi aportación al REC semanal.

8 comentarios :

  1. Mucha indignación, más que resignación, transpira este despojo Filias. Hagamos filetes a los sabiondos antes de que nos revienten los hígados.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que ya no sabemos cómo decirlo...¡Qué estamos hartos! Pero ellos nada, como quien oye llover, oiga. Qué cruz.
      Un montón de besos indignados.

      Eliminar
  2. Qué declaración, además de indignante me ha transmitido cierta pena la situación del ave. Me gusta cómo has combinado la terminología gastronómica con la denuncia, oye.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Marilú, siempre tan amable.
      Un beso gigante

      Eliminar
  3. Si es que los rescates no pedidos nunca pueden ser nada buenos. Que la dejen poner huevos ¡hombre ya!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué te voy a decir? ¡Pues claaaaro!
      Besos mil

      Eliminar
  4. Es que te cocinen el futuro sin contar con uno y para el interés ajeno... muy buena crítica. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Concha. Es de lo poquito que podemos hacer. Protestar...
      Un besote

      Eliminar