Microrec: Adicto

miércoles, 26 de noviembre de 2014





En realidad esto del amor no tenía ninguna lógica. Ningún razonamiento sensato amparaba la sensación eufórica cuando ella le miraba, ni el infierno que suponía su indiferencia. Tampoco la imperiosa necesidad de verla a diario. No. Estaba claro que, por más que estuviera socialmente aceptado, el amor era sinónimo de enfermedad. Una dependencia psicotrópica absoluta de un estupefaciente difícil de alcanzar: sus labios.

Mi despojito semanal al REC.

8 comentarios :

  1. Esa última frase resulta demoledora. El relato es breve pero va directo al hígado. Suerte con el siguiente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Antonio. Es un auténtico placer tenerte por aquí.
      Besicos.

      Eliminar
  2. Ay lo adictos que somos a esa 'droga' y que fácil es desengancharse de ella. Izaskun, venga que seguro que te volvemos a oír por una radio pronto. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Loren pero me parece que últimamente no ando muy acertada con las ondas. No se yo...A ver si te oigo a ti pronto al menos, que creo que estas en racha.
      Besotes

      Eliminar
  3. Que tendrá el amor que nos vuelve seres irreconocibles por nosotros mismos. Me gustan tus labios psicotrópicos. Un beso guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es lo que tiene. Que nos vuelve del reves y ademas engancha... besicos y besicos.

      Eliminar