Sin fajas y a lo loco: celebremos el 8 de marzo.

martes, 7 de marzo de 2017




No se me espante el personal, que no me ha dado el siroco ni este blog se ha convertido en un antro de desmelene, vicio y descoque total. No. El asunto de la faja va por otros derroteros.


Hace meses, a raíz de la polémica que desató el desafortunado texto de una faja, mi librera de cabecera decidió deshacerse de tamaña estrechez literaria y desde entonces sus ejemplares tienen la libertad necesaria para brillar por si mismos sin falta de bandas compresivas sexistas. Una buena solución, ¿no crees?






Pero aunque me escueza — algo ha llovido desde que C. K Chesterton afirmaba que la novela negra solo podía ser escrita por hombres —, hoy por hoy debo reconocer que el mundo de los libros es uno en los que más se refleja la desigualdad entre hombres y mujeres. También en cuanto a las autoras de novela negra. Sobre todo en relación a la visibilidad.



¿Por qué?



No es porque haya un minúsculo nicho específico enfocado a una literatura femenina. O al menos yo me niego a creer y a fomentar esta patraña aunque acepto de buen grado que hombres y mujeres reflejan el mundo desde sus propias experiencias (y, evidentemente, estas sensaciones matizan sus escritos).


Pero en este tema también aparecen más interrogantes. ¿Las mujeres escribimos menos? Creo que no. Pienso que el acto de escribir no es una cuestión de género. Entonces, ¿se nos lee menos? Tampoco me parece que este sea el motivo. Pienso que hay otras razones por las que elegimos una u otra lectura más allá de si quien empuña la pluma o aporrea las teclas es un hombre o una mujer.


Entonces, me pregunto…¿Existen los estereotipos de género literario? Sí. Y así lo demuestran a través de los años las iniciativas de Charlotte Brontë o J.K Rowling, quienes enmascararon su identidad para evitar una etiqueta de género que les dificultara su inclusión en el mundo de las letras.


Así las cosas, y aunque huyo de los extremos ideológicos, de la ridiculez de los esperpentos en el lenguaje (lo de miembras me enerva) y de la mal llamada discriminación positiva (ehmm ¿nadie se ha dado cuenta de la definición de la primera palabra por muy “positiva” que sea la segunda?), creo que hay algo que sí puedo aportar para conseguir un paso más hacia la igualdad y que va directamente relacionada con una última duda.


¿Se publican menos obras de mujeres? Pues sí. En vista de la cantidad de ejemplares de los estantes de cualquier biblioteca o librería puedo afirmar que el porcentaje de féminas entre los volúmenes es sensiblemente menor. Lo que no sé es si esta situación obedece a decisiones editoriales (me temo que sí) o a alguna otra razón que se me escapa.


En todo caso, soy una tía positiva y creo que todo esto puede cambiar. Porque en términos de visibilidad, cada una de nosotras puede hacer una pequeña aportación (leer, comprar, recomendar, elaborar desideratas para las bibliotecas…) para mejorar la situación de las escritoras.


Por mi parte, y en relación con la temática del blog, durante todo este año me propongo leer, reseñar y recomendar al menos una novela negra al mes escrita por mujeres. Y ya puestos, ¿por qué no? barreré para casa: escritoras españolas.


Dejo a continuación un esquema que iré rellenando con los nombres y títulos de las novelas negras que vaya leyendo y reseñando a lo largo de los próximos doce meses.



1.

2.

3.

4.

5.

6.

7.

8.

9.

10.

11.

12.



Y para darle la relevancia necesaria, ¿se te ocurre un hastag con el que podamos compartir la iniciativa en redes sociales? ¿ #autorasnovelanegra ?¡Dímelo en los comentarios, por favor!


Ah! Para ponerlo aún más fácil, por si te apetece secundar la idea, dejo a continuación un listado —no se me enfade el personal, por favor, soy consciente de que hay muchas más— con algunas autoras de novela negra.

  1. Maribel Medina.
  2. Susana Hernández.
  3. Maria Oruña.
  4. Ana Bolox.
  5. Dolores Redondo.
  6. Reyes Calderón.
  7. Eva García.
  8. Rosa Ribas
  9. Alicia Gimenez Barlett
  10. Mª José Moreno
  11. Cristina Fallarás
  12. Susana Rodríguez.
  13. Empar Fernández
  14. Estela Chocarro.
  15. Nieves Abarca
  16. Berna González Harbour.
  17. Mercedes Castro.
  18. Yanet Acosta
  19. Teresa Solana
  20. Vanessa Monfort
  21. María Zaragoza
  22. Lourdes Ortiz

( He omitido conscientemente los títulos de sus novelas para que cada cual elija aquella que más le atraiga, pero he pensado que aquellas autoras que ya he leído y sobre las que tengo alguna reseña, pueden guiar un poquito tu elección, así que pinchando sobre algunas de ellas puedes acceder a la reseña de una de sus novelas.)


¿Qué te parece? ¿Te unes? ¡Espero que sí!

Feliz día.

10 comentarios :

  1. ¡Me uno! y estoy de acuerdo con tu hagshtag, así que ya me dirás lo que tengo o puedo hacer.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La idea es que cada lectura o reseña que hagamos, la difundamos con el hastag #autorasnovelanegra para dar visibilidad. Es sencillo, pero espero que efectivo. Yo me comprometo a doce, pero cada cual puede aportar lo que crea o pueda.
      Mil besos y gracias, Kayena.

      Eliminar
  2. Hosti tu! Pedazo reto! Veré lo que puedo aportar! Besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial, Ana! Por poquito que sea, si conseguimos empezar a estar presentes en la novela negra, ya es mucho.
      Gracias preciosa.Un besote.

      Eliminar
  3. Me ha gustado mucho esta entrada (el título me parece súper original). Es indispensable dar visibilidad a autoras femeninas, creo que en casi todos los géneros literarios es todavía una asignatura pendiente.
    Igual no tengo el tiempo suficiente para el reto, pero me parece una iniciativa muy interesante que apoyar. Me lo pensaré :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es necesaria la visibilidad en todos los géneros literarios, pero ya que mi debilidad es el negro, ¡apuesto por él! ;). El reto es sencillo, no es obligatorio cumplir las doce lecturas, pero si que me gustaría que cada cual aportase al menos una y la difundiera en #autorasnovelanegra para aportar la visibilidad de la que hablábamos...
      Mil besos y ¡gracias!

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Ohhhh, pero qué bonito, Ana. Me vas a sonrojar ;)
      Mil besotes

      Eliminar
  5. Como te dije en Twitter, me parece una idea genialísima, en cuanto lea una novela negra escrita por una mujer, usaré el hastag. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estupendo!Esa es la idea, que se vea, que se note que las autoras de novela negra también están ahí.
      Muchas gracias corazoncete.

      Eliminar